banner noalcubo

¿Infusiones en verano?

Las infusiones o tisanas son bebidas a base de hierbas, que se hacen dejando determinados vegetales en agua, por lo general caliente, para que las sustancias aromáticas y/o medicinales de la planta pasen al líquido.


Infusiones, tisanas y decocción

Aunque llamemos infusiones comúnmente a cualquier bebida preparada sumergiendo una parte de una planta en agua hirviendo, se puede distinguir entre:
•    Infusiones: Las infusiones se obtienen sumergiendo las hojas o las flores de diversas plantas en agua hirviendo o a punto de hervir. Entre las infusiones más consumidas podemos citar: té, manzanilla, menta, poleo, mate, anís verde, rooibos.
•    Tisanas: Las tisanas se obtienen sumergiendo hierbas en el agua hirviendo, en vez de hojas o flores. Entre las tisanas más conocidas se podría citar la achicoria o el eneldo.
•    Decocción: En el caso de las raíces o partes duras de las plantas el proceso de infusión se denomina decocción y suele estar acompañada de una reducción del volumen del agua para aumentar la concentración de sustancias saludables. El regaliz es un ejemplo.
alt

 

Continuar leyendo

ImprimirEmail

Los aditivos alimentarios

La gran mayoría de los alimentos procesados hacen uso de aditivos alimentarios denominados de forma coloquial "numeración E". El uso de aditivos alimentarios garantiza el aspecto, y facilita la preparación, la conservación, el almacenamiento o el transporte de alimentos. Sin los aditivos no podríamos vivir y alimentarnos tal y como lo hacemos hoy en día y sobre todo no podría abastecerse a la inmensa cantidad de seres humanos que habitamos hoy día el planeta.


Sin embargo, y a pesar de su uso a lo largo de la historia del hombre, los aditivos siguen siendo los grandes desconocidos para  los consumidores. Dudas sobre su inocuidad, su origen, sus funciones o sobre el proceso de autorización, están presentes en la mente de los consumidores, quienes con más frecuencia muestran mayor interés y demandan más información para elegir con criterio. El consumidor debe tener presente que el hecho de que un aditivo tenga un "número E" asignado da garantías de ha pasado controles de seguridad (a la luz de los conocimientos científicos actuales) y que ha sido aprobado para su uso en la Unión Europea. Pero igualmente es muy importante que considere hasta qué punto puede ser beneficioso para su salud su reiterado consumo.

Sobre todo, recomendamos que se lea con atención el etiquetado de los alimentos y que se incluya a los niños en esta actividad para ir conformando en ellos algo muy importante: la capacidad de análisis y la consciencia de que se puede elegir. En CECU hemos elaborado un interesante dossier explicativo que nos permite conocer cuáles son los procesos por los que se rige la legislación para autorizarlos, de qué tipos son, etc.
alt

 

ImprimirEmail

Precaución a la hora de realizar las revisiones del gas

Todos los medios de comunicación se hacen eco hoy de que la Policía Nacional ha detenido a Manuel F. C., de 41 años, como presunto autor de cinco delitos de estafa, tres hurtos y un robo con violencia e intimidación al simular ser revisor del gas para engañar a ancianos a los que, en ocasiones, llegó a amenazar y a robar.


Según esas denuncias, un individuo se hacía pasar por empleado del gas y accedía a diferentes domicilios para realizar una falsa inspección. Para ello utilizaba un 'kit' de revisor: vestía camisa, chaleco y jersey con logotipos y anagramas de "GAS" y portaba herramientas específicas para esa función, así como diversa documentación relacionada con su supuesta labor profesional. Tras revisar la caldera, exigía el pago de una cantidad comprendida entre 90 y 200 euros y otras veces, con el fin de revisar los radiadores, accedía a las habitaciones y sustraía dinero en efectivo, joyas y efectos personales. En el caso de que los propietarios se opusieran al pago o dudasen de su autenticidad, el arrestado les amenazaba con cortar el servicio de gas e incluso recurrir a la violencia física hasta conseguir el cobro. En todas la ocasiones, las víctimas eran personas de avanzada edad y desconocedoras de los trámites que se exigen para realizar inspecciones en las instalaciones de gas en edificios habitados.

 

alt

 

Desde CECUMadrid recordamos que según la normativa vigente, las instalaciones de gas deben realizar una revisión cada cinco años y que es la empresa suministradora la que tiene obligación de avisar al titular, con al menos cinco días de antelación y de mandar a un inspector a estos efectos. El personal del distribuidor no percibirá directamente el pago de su coste, sino que se incluirá en la facturación del consumo de gas.

 

 

Continuar leyendo

ImprimirEmail