Devolución de honorarios por gestión

 

Le pasó a un matrimonio socio de CECUMadrid y le podría pasar a usted.

 

Los hechos, simplificados, son los siguientes: el pasado mes de noviembre nuestros dos asociados alquilan, a través de una empresa intermediaria, un piso en la localidad madrileña de Leganés. En el contrato que firman, además del pago de la señal y la reserva del inmueble, se establece también un pago de 600 € en concepto de honorarios por la gestión de la empresa intermediaria.

 

Desgraciadamente nuestros socios no pueden ni siquiera acceder a la vivienda ya que, contraviniendo lo que dice explícitamente el contrato firmado con la empresa, el inmueble carece de los suministros más elementales: gas –para el agua caliente y calefacción- y un deficiente servicio de electricidad.

 

En esta situación nuestros dos asociados deciden resolver el contrato y, a continuación, solicitan la devolución de los 600 € ya que entienden que la gestión de la empresa ha sido claramente insuficiente en tanto no fueron informados con anterioridad de la existencia de estas incidencias en los suministros. La empresa intermediaria, no obstante, no acepta la devolución ni la resolución amistosa del conflicto, por lo que nuestros socios solicitan un arbitraje. Por último, y dado que tampoco aceptaron resolver el conflicto a través del arbitraje, a través de los abogados de CECUMadrid se presentó una demanda de juicio verbal (1) en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Leganés.

 

Finalmente, el juzgado estima en primer lugar que existía una relación contractual –un contrato- que vinculaba a ambas partes, y en segundo lugar, que la parte demandada –la empresa- no cumplió su obligación de entregar la vivienda en condiciones de habitabilidad.

 

Por todo ello da la razón a nuestros socios y condena a la empresa a devolver los 600 euros más las costas.

 

Conclusión: reclamar es un derecho que tenemos todos los consumidores. Es positivo y da resultados y si además se cuenta con el asesoramiento y la defensa de nuestra Asociación – CECUMadrid- las posibilidades de éxito aumentan.

 

(1) RECUERDA. El juicio verbal es un proceso pensado para solucionar ante un Juez una serie de litigios que, bien por la materia sobre la que versan, bien por la cantidad que se reclama (hasta 2.000 euros), precisan de un procedimiento ágil y sin demasiados formalismos. Es muy aconsejable para conflictos de consumo, por su inmediatez y su escaso coste.

 

ImprimirEmail