Cuida tu piel en verano

A pesar de que cada año especialistas en Dermatología alertan sobre los problemas que pueden aparecer en la piel si no se protege adecuadamente, seguimos asociando el bronceado de la piel con un aspecto más atractivo y saludable. Sin embargo, los estudios científicos avalan la idea de que la piel tiene memoria, de modo que a la larga, estas agresiones acaban pasando factura. Es importante tener en cuenta ciertos consejos para evitar lesiones que fácilmente pueden evitarse:

  • Toma el sol de forma gradual y siempre con una protección adecuada para tu fototipo (precaución extrema para pieles claras y estándar para pieles que se broncean con más facilidad). Intenta utilizar cremas que sean resistentes al agua, ya que ésta funciona como un espejo, reflejando los rayos del sol y por tanto intensificando su fuerza. Los días nublados también hay que usar cremas ya que las radiaciones atraviesan las nubes. Para que la protección sea eficaz debe aplicarse con al menos 20 minutos de antelación a la exposición solar y debe renovarse cada 2 horas. Recuerda que las zonas sensibles tales como la cara, los labios, los párpados y las manos pueden requerir una protección especial.
  • Aunque pueda parecer una obviedad, busque la sombra, sobre todo en las horas centrales del día (entre las 12 y las 16 horas), use sombrilla, sombrero, ropa adecuada que le cubra las zonas más sensibles y gafas solares, a ser posible, graduadas para que el sol no penetre hasta el cristalino ya que puede incrementarse el riesgo de padecer cataratas. Tenga en cuenta que en la montaña el riesgo de padecer quemaduras se incrementa un 4% cada 300 metros de altura.
  • Cuide especialmente a los grupos de riesgo: personas mayores, niños y mujeres embarazadas así como todas aquellas que estén tomando algún tipo de medicación o que padezcan enfermedades como vitíligo, herpes o tengan cicatrices o acné. Los niños de menos de 6 meses no deben exponerse al sol. Para evitar deshidrataciones, es conveniente beber abundante líquido, a ser posible, agua (un litro y medio al día).
  • Acuda al dermatólogo siempre que observe cambios en la coloración de la piel, en el tamaño, color o forma de lesiones previas, y por supuesto, en el caso de que aparezcan nuevas lesiones, sangrado, picor o dolor en alguna zona de su piel.

Además de todos estos consejos, es también interesante saber que podemos preparar nuestra piel para la llegada del verano, sobre todo incrementando la ingesta de vitamina A presente en las zanahorias, el queso, las manzanas, etc.

La vitamina B3 también protege y prepara la piel, llegando a usarse para prevenir alergias solares.

Las vitaminas C y E, el Selenio, el Zinc y el Cobre, son también esenciales en una dieta equilibrada y nos ayudarán a estimular la microcirculación de la piel, a formar colágneo y a evitar inflamaciones y rojeces.

alt

ImprimirEmail

Decálogo para usuarios de prótesis dentales

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 st1\:*{behavior:url(#ieooui) } /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;}

La Asociación Nacional de Protésicos Dentales Autónomos (AMPRODENTA) ha publicado un decálogo que puede resultar de gran utilidad para los usuarios de prótesis dentales. El decálogo pone especial énfasis en la necesaria y obligatoria información que se ha de suministrar a todos los usuarios. Por su interés reproducimos el decálogo completo.

Continuar leyendo

ImprimirEmail

  • 1
  • 2