Hoy celebramos el Día Mundial del Consumidor

El Día Mundial de los Derechos del Consumidor es un evento anual del movimiento de consumidores enfocado hacia la acción y la solidaridad que constata que el reconocimiento y la defensa de los consumidores son indicadores del progreso social y económico. Es por ello que se multiplican los actos por toda la geografía tratando de hacer llegar a las personas información, asesoramiento y sobre todo conciencia social sobre la importancia de sus decisiones de compra y su feedback hacia los vendedores o proveedores de servicios.

 

El día de 15 de marzo conmemora la fecha en la que el presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy firmó una declaración que constaba de cuatro puntos fundamentales sobre los derechos de los consumidores en 1962. Esta declaración fue adoptada por muchos países y por las Naciones Unidas en sus Directrices para la Protección del Consumidor de 1985, que posteriormente fue ampliada. Estos puntos son el eje del movimiento mundial de los consumidores y de la organización Consumers International, que este año celebra su 50 aniversario y de la que CECU es miembro.

 

Accede a las actividades de la Semana del Consumidor. Las normas de protección de los consumidores se basan en los siguientes derechos, reconocidos universalmente:

 

  1. El derecho a la satisfacción de las necesidades básicas
  2. El derecho a la protección de los intereses económicos y sociales
  3. El derecho a la seguridad
  4. El derecho a la información
  5. El derecho a elegir
  6. El derecho a la representación
  7. El derecho a la reparación
  8. El derecho a la educación del consumidor
  9. El derecho a la protección jurídica, administrativa y técnica
  10. El derecho a un ambiente saludable

 

Asimismo, el consumidor tiene también una serie de deberes:

  1. Conciencia crítica a la hora de tomar sus decisiones de compra.
  2. Acción, velando por la protección de sus derechos.
  3. Preocupación social, conciencia de la repercusión de sus actos en el resto de los ciudadanos.
  4. Conciencia ambiental, valoración del impacto en el medioambiente y en el entorno para proteger el legado a futuras generaciones.
  5. Solidaridad, participación activa y organizada para la protección de los derechos del conjunto de la sociedad.
  6. Responsabilidad como miembro de una colectividad por el beneficio de la comunidad.

 

Los consumidores nos organizamos y unimos para luchar contra toda una serie de dificultades como son:

  • Los problemas de acceso a bienes y servicios adecuados ya sea por su mala calidad, la insuficiente oferta, su peligrosidad o su injustificado precio.
  • Los problemas para la distribución y comercialización de bienes y servicios debido a prácticas monopolísticas, irregularidades, violación de los derechos del consumidor o transgresión de normas jurídicas y técnicas.
  • Los problemas relacionados con la información (en ocasiones insuficiente, poco clara o bien falsa o engañosa) y con la publicidad que puede ser agresiva, distorsionadora o engañosa.
  • Los problemas relacionados con los sistemas productivos injustos o nocivos.
  • Los problemas relacionados con la educación de los consumidores, que pueden carecer de conocimientos acerca de sus derechos y responsabilidades, estar desorganizados o bien desconocer el impacto social o medioambiental de su consumo.

 

Las organizaciones de consumidores trabajamos, en este sentido, tratando de paliar en la mayor medida posible toda esa serie de problemas:

  • Atendiendo reclamaciones y consultas
  • Representando a los consumidores
  • Organizando campañas de información y concienciación
  • Realizando estudios sobre la calidad y los precios de los productos
  • Evaluando el impacto de las acciones de consumo
  • Influyendo en la modificación de las políticas gubernamentales
  • Formulando propuestas a las autoridades competentes
  • Realizando evaluaciones periódicas del cumplimiento de las leyes
  • Cumpliendo una función didáctica para que el consumidor no se sienta indefenso

 

Imprimir