Comienzan las rebajas de verano en Madrid

Las rebajas de verano han comenzado  en la Comunidad de Madrid con unas previsiones de gasto ligeramente superiores a las del año pasado (entre 80 y 90 euros por persona) Está previsión en el gasto indica que la mejora de la situación económica, aunque está influyendo positivamente en la capacidad de compra de los madrileños, aún no alcanza la cifras de gasto que se dieron antes de la crisis. En los últimos años, además, las estadísticas de gasto en rebajas se ven lastradas por la posibilidad que tienen los comercios de organizar rebajas en cualquier época del año, y la constante aparición de ofertas que, en muchos casos, superan en descuentos a las propias rebajas. 

                                          Maniqui rebajado

                    

 

Las rebajas de verano han comenzado en la Comunidad de Madrid con unas previsiones de gasto ligeramente superiores a las del año pasado (entre 80 y 90 euros por persona) Está previsión en el gasto indica que la mejora de la situación económica, aunque está influyendo positivamente en la capacidad de compra de los madrileños, aún no alcanza la cifras de gasto que se dieron antes de la crisis. En los últimos años, además, las estadísticas de gasto en rebajas se ven lastradas por la posibilidad que tienen los comercios de organizar rebajas en cualquier época del año, y la constante aparición de ofertas que, en muchos casos, superan en descuentos a las propias rebajas.

No obstante las rebajas siguen siendo una gran oportunidad siempre y cuando lo hagamos por necesidad (comprar mucho sólo porque los productos están muy rebajados es un gasto inútil y poco rentable). El otro gran argumento para comprar en rebajas, además de los precios, es que los productos que se ofertan son de temporada (está prohibido ofrecer productos de años anteriores o que hayan sido fabricados expresamente para las rebajas) y que estos están garantizados por los mismos derechos que cualquier día normal. (no se rebajan derechos sino precios)

Para rentabilizar nuestras compras CECUMadrid aconseja identificar nuestras necesidades y confeccionar una lista con unas previsiones de gasto. Consumir de forma sostenible y racional es la mejor opción de compra

Dicho esto, a la hora de comprar conviene no olvidar:

Las rebajas son de precios, no de calidad. Todos los artículos que se vendan como rebaja deben haber estado a la venta con anterioridad en el establecimiento, y no pueden estar deteriorados.

Revise con atención la etiqueta. En los artículos textiles debe figurar la talla, la composición y el tratamiento aconsejable a efectos de lavado y planchado.

Compruebe que junto al precio rebajado figura el precio antiguo o bien el porcentaje de rebaja del articulo. Asegúrese que el artículo es actual.

Exija la garantía al comprar bienes de naturaleza duradera. (la garantía para estos productos es de dos años) El vendedor está obligado por ley a facilitársela, y las rebajas no son una excepción. Esto es especialmente importante en la compra de electrodomésticos.

Guárdese los ticket de compra durante al menos 30 días con sus correspondientes impuestos. Le serán muy útiles a la hora de hacer una reclamación.

devoluciones Los comercios están obligados a cambiar los artículos cuando sean defectuosos, siempre y cuando no se hayan usado. Pregunte por esta última posibilidad antes de comprar o pagar.

Tarjetas. Usted puede pagar sus compras con su tarjeta de crédito, salvo advertencia en sentido contrario, en un lugar visible de la tienda. Los establecimientos que ofrecen este servicio durante todo el año, no pueden negarse a ofrecer este servicio en rebajas, ni imputar al consumidor el recargo del banco.

Fecha Compruebe la fecha de rebajas del establecimiento. Esta información debe figurar en lugar visible y de fácil acceso para el consumidor. Las rebajas pueden durar un máximo de dos meses y un mínimo de una semana.

Reclamaciones. Pida las hojas de reclamaciones si entiende que se han violado sus derechos, y no dude en acudir a CECUMadrid. Nosotros le gestionaremos su denuncia o atenderemos su reclamación.

Diferencias entre prácticas comerciales

La ley diferencia claramente las rebajas de los saldos y las liquidaciones. Los consumidores deben distinguir claramente entre estas tres formas de actividad comercial.

Saldos. Productos que han perdido valor de mercado, por estar deteriorados u obsoletos, siempre que no impliquen riesgo o daño para el consumidor. Deben anunciarse como tales y estar en poder del vendedor al menos seis meses antes de la fecha del comienzo.

Liquidaciones. Es una venta de carácter excepcional, producida como consecuencia de una decisión judicial, cesación de la actividad, cambio de ramo, local, obra.... y tiene como fin dar salida a todos los productos existentes en el local. Los artículos deben estar previamente a la venta y el proceso no puede durar más de seis meses. Puede ser total o parcial.

Rebajas. Son productos rebajados de precio por cambio de estación o temporada. Todos los productos que se ofrecen en rebajas deben haber estado a la venta con anterioridad en el establecimiento y no pueden estar deteriorados. El establecimiento debe tener al menos la mitad de sus productos rebajados. Está prohibida la venta de productos fabricados exclusivamente para las rebajas.

Sanciones

Los consumidores deben saber, asimismo, que la ley prevé sanciones para aquellos establecimientos que cometan infracciones o que violen la legislación en materia de rebajas dictadas en la Ley de Ordenación del Comercio Minorista.

Faltas leves

$1ü  Realizar ventas en rebajas fuera de los casos autorizados en la ley.

$1ü  No hacer figurar en los artículos rebajados los precios habituales de los mismos.

$1ü  Faltar a las obligaciones establecidas en la ley o en las normas dictadas para su desarrollo que no sean objeto de sanción especifica.

Este tipo de infracciones tienen una multa que puede llegar a los 3.000 euros

Faltas graves

  • Ofrecer como rebajados artículos defectuosos, o que el comercio haya comprado expresamente para ofrecerlos en rebajas.

Este tipo de infracciones tienen una multa que oscila entre los 3.000 y los 15.000 euros.

Madrid,2 de Junio de 2018

Gabinete de prensa de CECUMadrid

 

 

ImprimirEmail