El hogar responsable

Preciclar: los mejores desperdicios son aquellos que no llegan a producirse

 

Los residuos son uno de los mayores problemas sociales y medioambientales de las sociedades más desarrolladas. La principal causa es el consumo excesivo de productos que generan no sólo una gran cantidad de desperdicios sino también multitud de residuos tóxicos o de difícil recuperación. Cuando hablamos de preciclar, hacemos referencia al proceso anterior a la generación de dichos residuos: se trata de evitar la acumulación de desechos desde el momento de la compra.

 

 

 

Los consumidores tenemos la enorme capacidad de poder elegir, lo que condiciona totalmente la oferta de productos. Tenemos la posibilidad y también la responsabilidad de preciclar, lo que podemos conseguir poniendo en práctica algunos sencillos consejos:

 

            -BOLSAS DE LA COMPRA: podemos prescindir de bolsas de plástico acudiendo a la compra con un cesto o con el carrito. Además, podemos contar con una caja desmontable en el maletero del coche que, además de facilitar el transporte de la compra, apenas ocupa espacio cuando está vacía.

 

            -PRODUCTOS FRESCOS Y A GRANEL: es preferible consumir productos frescos a envasados, como por ejemplo un zumo de naranjas recién exprimido en lugar de un zumo embotellado. Además de conservar todas las propiedades y vitaminas de la fruta no generarás residuos plásticos, sólo orgánicos. Del mismo modo comprar a granel permite controlar la cantidad que se va a consumir y reduce los envases de más.

 

            -SOBREENVASADO: los envoltorios son un residuo directo que se tira al llegar a casa. Por ejemplo, 50 cl de colonia pueden generar hasta 200 gramos de basura: celofán, cartonaje, papel de relleno, envase... Evitar productos de usar y tirar y elegir aquellos cuya presentación sea más “desnuda” pueden ser medidas de gran ayuda para frenar el consumo excesivo e innecesario de envases y plásticos.

 

            -MARCAS BLANCAS: una marca blanca, también llamada marca del distribuidor o marca genérica, es la marca perteneciente a una cadena de distribución (generalmente un hiper o supermercado, pero también de gran distribución especializada) con la que se venden productos de distintos fabricantes. Normalmente ofrecen una gran relación calidad/precio que se debe a que no tienen costes de publicidad, lo que redunda en un envasado más eficiente y sencillo y menos llamativo.

            -ENVASES FAMILIARES: cuando el consumo lo justifica, es preferible comprar productos en envases familiares. Por ejemplo, es preferible comprar una garrafa de cinco litros de agua mineral que cuatro botellas de litro y medio, que inevitablemente van a generar una mayor cantidad de plásticos. Lo mismo ocurre con el aceite, la leche, el café, el cacao y todos aquellos productos de consumo diario.

 

            -MATERIALES: recuerda que ciertos materiales son más fáciles de reciclar que otros.

 

            -EDUCACIÓN: como siempre, el mejor consejo es que difundas estos trucos entre tus familiares y amigos, especialmente, informando a los niños. A menudo tanto ellos como nosotros nos sentimos atraídos por los llamativos envases de los productos que nos ofrecen pero podemos hacernos y hacerles conscientes de nuestra responsabilidad en cuanto a la conservación de la naturaleza y la importancia de la sostenibilidad para nuestro futuro.

 

ImprimirEmail

La oficina ecológica

Adopta un estilo de vida ecológico en la oficina

 

En los últimos años las empresas han incrementado su responsabilidad social, reduciendo tanto el consumo de recursos naturales como la generación de desechos. De acuerdo con un estudio realizado por Hewlett-Packard, las compañías pueden lograr al menos un 25 por ciento de ahorro si imprimen sus documentos por ambos lados como norma estándar. Y esa es tan sólo una de las medidas que podemos adoptar para ser no sólo más eficientes y justos sino también más ahorradores y competitivos.

 


 

El papel

  1. Reduce el consumo de papel en la medida de lo posible, tratando de no imprimir salvo lo imprescindible. Cuando lo hagas, aprovecha ambas caras.
  2. Utiliza la “vista de impresión” para saber cómo quedarán sus documentos o presentaciones antes de imprimirlos (reduciendo el gasto que supondría reimprimirlos).Corrige en pantalla en lugar de hacerlo en el papel. Pasa el corrector ortográfico y/o gramatical antes de imprimir. Puedes aumentar el tamaño de letra del documento para que te resulte más fácil la corrección y una vez terminada, establecer el tamaño de letra definitivo, a ser posible una tipografía más estrecha y pequeña.
  3. Elige papel ecológico o papel reciclado con el mayor porcentaje posible de residuos posconsumo.
  4. Aprovecha las hojas o papeles sueltos para hacer pequeñas libretas: además de ser prácticas y útiles alargarás la vida del papel.
  5. Recicla todo el papel que deseches.
  6. Utiliza papel de colores claros en el caso de que deban estar tintados, puede reciclarse con mayor facilidad.
  7. Adquiere envases y embalajes que estén compuestos por material reciclado (como archivadores, cajas, sobres reutilizables, etc.).
  8. Recuerda que no es necesario guardar copias en papel de todos los documentos e informes. Se pueden guardar en el disco duro, CD, DVD, pendrive... Esto permitirá además el ahorro de espacio de almacenamiento.
  9. Pide la información que necesites: es muy importante que todos los usuarios conozcan el funcionamiento correcto de impresoras y fotocopiadoras para evitar el despilfarro de papel.

ImprimirEmail

Consumo de tabaco en Madrid

Cinco visiones diferentes ante un mismo problema: el consumo de tabaco

 

La administración:

Pretende desincentivar su consumo asumiendo la prohibición total de fumar en locales públicos que está vigente en otros países europeos desde hace años. Sanidad espera que la nueva norma esté aprobada en junio. También lanzará una dura campaña de fuerte impacto visual que sumará a las frases actuales en las cajetillas de tabaco sobre los efectos nocivos de fumar imágenes de pulmones cancerosos, dentaduras carcomidas, tumores de cuello, enfermos terminales, etc.

Los empresarios de locales de hostelería:

Sobre todo aquellos que hicieron una fuerte inversión (por valor de 1.500 millones de euros) para adaptarse a la normativa que entró en vigor en 2006, sienten que se les penalizará con la prohibición de fumar en locales públicos y de ocio. Se estima que cada local gastó una media de 20.000 euros en dichas reformas que, de aprobarse la prohibición, habrán supuesto un dispendio innecesario. 70.000 locales se encuentran en esta situación.

Los trabajadores:

Aspiran a la igualdad con el resto de la población puesto que no comprenden por qué es legal que sean los principales fumadores pasivos en su entorno de trabajo. A pesar de los vaticinios de que los fumadores abandonarán masivamente los locales de ocio, redundando presuntamente en el cierre de los mismos y por tanto en un descenso de trabajo en el sector, consideran positiva la reforma. Es más, muy probablemente, habrá un gran sector de la población que comenzará a salir de nuevo ocupando el lugar de los fumadores como familias con niños o bebés, que actualmente renuncian a acudir a estos locales por el grave perjuicio que supone para su salud. Presumen además que si la normativa se toma en serio y se extiende a todos los locales cerrados, sencillamente los fumadores saldrán fuera a fumar.

Los fumadores:

Reclaman su libertad individual para elegir, y, de hecho, bien pagan por su “vicio” (el precio del tabaco se ha incrementado notablemente durante los últimos dos años, incluso en la modalidad de “tabaco de liar” cuyo consumo aumentó debido a que era más económico). Aún así, la mayoría (aproximadamente un 75% de los fumadores), coincide en señalar que su libertad individual no puede estar por encima del bien común, por lo que más de la mitad se muestran a favor de la reforma.

Los no fumadores:

Esperan como agua de mayo la nueva legislación, que no sólo vendrá a terminar con el ambiente insalubre de muchos locales sino que además evitará que colectivos de especial riesgo como menores o personas enfermas y los propios trabajadores se vean afectados por su consumo pasivo.

 

La realidad a día de hoy en Madrid: el arte de hacer la vista gorda

 

Lamentablemente Madrid no es ni de lejos el ejemplo a seguir.Esto es algo que cualquiera puede comprobar cada día de camino al trabajo, donde se ve sin dificultad a personas fumando en lugares prohibidos como andenes de tren o metro (con el peligro que ello conlleva) por no hablar de los locales que se saltan a la torera la actual legislación.Nadie parece controlar estas conductas y, lo que es más, uno no puede evitar preguntarse si está prohibido fumar, por ejemplo, en los andenes de la estación de Renfe de Atocha... ¿por qué las papeleras tienen ceniceros?

 

 

ImprimirEmail

La Ley de Propiedad Intelectual

Poner puertas al campo

 

Nadie duda de la necesidad de proteger los derechos de propiedad intelectual de los autores, de hecho, sabemos que muchos se lucran de las descargas ilegales. Pero la pregunta es ¿cómo acudir en su defensa sin ir en detrimento de los derechos de los internautas?

 

Francia, Gran Bretaña, Alemania e Italia ya contemplan en sus legislaciones sanciones, multas o incluso el corte del servicio. Pero ¿dónde queda la garantía del fallo del juez? En España, la nueva legislación que está en tramitación ha encendido los ánimos de la comunidad de internautas, pero no por el contenido de la misma, sino por la forma. Desde luego camuflar toda una serie de reformas en el paraguas de una complejísima y extensa Ley de Economía Sostenible (o, mejor dicho, el Anteproyecto de dicha ley), no ha sido la mejor de las fórmulas para soslayar obstáculos, antes al contrario, ha servido para incendiar el recelo de los líderes de opinión de la web. Tampoco parece claro el papel del juez a la hora de pronunciarse ¿dictará sentencia previo juicio? ¿Qué pasará en ese impás de tiempo de ser así? ¿Se establecerán indemnizaciones en el caso de probarse la inocencia del acusado?

 

Lo que piden los internautas

  • Creen que los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  • Consideran que la suspensión de derechos fundamentales debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. En su opinión, este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  • Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  • Creen que los autores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones.
  • Consideran que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones.
  • Creen que Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas.
  • Exigen que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  • Proponen una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  • Consideran que las leyes y sus modificaciones sean aprobadas tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas.

 

 

La sensación final es la de que se está tratando de poner puertas al campo: sencillamente Internet se nos escapa de las manos. Y esto asusta por una doble razón: porque tememos que se vulneren nuestros derechos de una parte (sobre todo la propiedad intelectual y la intimidad) y de otra porque tememos más aún depender de nosotros mismos para regularnos, puesto que ¿quién vigilará a quien nos vigile?

 

El debate social en torno a esta cuestión promete ser largo y proceloso, pero, si se escuchan todas las voces, es probable que se consigamos tomar decisiones bien justificadas que nos permitan seguir avanzando en la dirección adecuada: proteger los derechos de los creadores y hacer posible que lleguen sus obras a la mayoría de los ciudadanos.

 

ImprimirEmail

Dieta saludable

No existe la dieta milagrosa para bajar de peso:
comer sano y hacer ejercicio es la clave

 

Una vez finalizado el periodo navideño empiezan las preocupaciones para intentar bajar de peso y olvidarse de los kilos de más. La huella que dejan las navidades es sin duda notable en nuestro cuerpo, el estómago se resiente, acumulamos toxinas, enfrentamos diversas resacas, disminuimos nuestras horas de sueño y aumentamos algún que otro kilo.

Por esta razón, no resulta extraño escuchar que dentro de los principales deseos para iniciar el año está el ponerse a dieta para bajar de peso, ¿pero realmente cuántos logran este propósito? Si la estadística fuera dada a conocer al mes de haber formulado el deseo sabríamos que más del 90 por ciento no logrará su cometido.

 

Expertos nutricionistas aseguran que el fracaso en este propósito se debe a que las personas esperan encontrar una dieta mágica que les ayude a bajar de peso en el menor tiempo posible.

Dietas como: la dieta de la alcachofa, sopa de cebolla, sopa de tomate, dieta de la piña o dieta del espárrago entre otras, se ponen de moda principalmente entre la población femenina, pero ninguna dará un verdadero resultado y, por el contrario, pueden provocar una descompensación de alimentos y nutrientes en el organismo que termine por acarrear otro tipo de afectaciones a quien las realiza.

 

Es de suma importancia destacar que recuperarte de los excesos de las navidades no es cuestión de magia sino de esfuerzo. El objetivo no sólo debe ser bajar los kilos extras que has cogido, sino limpiar tu cuerpo, eliminando toxinas y sobretodo aprovechar este momento para adoptar buenos hábitos alimenticios, no por un mes ni dos, sino durante todo el año.

La mayoría sabe que el pollo frito, el helado y las patatas fritas no son buenos para nuestro cuerpo. Elegir la comida correcta y una buena rutina de ejercicio diario será lo que nos aporte la clave para controlar las grasas, los niveles de colesterol y proteger nuestros cuerpos de las enfermedades.

Debemos ser cuidadosos con la comida que ingerimos. Ciertos alimentos, como el chocolate, por ejemplo, tienen efectos opiáceos leves que pueden volverse adictivos. Es necesario resistir la tentación, eligiendo en cambio comida como cereales y verduras que mantienen el azúcar estable a lo largo del día y reducen el hambre durante horas.

Consumir sólo productos “light” tampoco es la solución pues, aunque estos contienen un 30% menos de calorías, grasas, sodio y azúcares en comparación con los normales, abusar en el consumo de los mismos podría ser un detonante de hipertensión, desórdenes gástricos o afectaciones en el sistema renal.

Cambiar nuestros hábitos alimenticios es más eficaz de lo que la mayoría de nosotros imaginamos: si lo hacemos de la forma correcta, podemos lograr nuestro objetivo de perder peso y volvernos realmente saludables.

 

Claves para cuidarte

 

1. Come poca carne roja. Sustitúyela por pescado, más digestivo. Si no te gusta, elige pavo, pollo o aves antes que embutidos, cerdo o cordero, más indigestos y con más toxinas. 

2. Aligera las cenas. Aunque no hagas cenas copiosas, mima tu estómago y no te vayas a la cama inmediatamente después de cenar. Deja pasar al menos dos horas y, si puedes, da un paseo, también te ayudará a quemar calorías.

3. Toma infusiones. Purifican, limpian y ayudan a hacer la digestión: manzanilla, diente de león, poleo-menta o anís. 

4. Bebe mucha agua. Tu organismo y tu piel necesitan hidratarse desde dentro para estar en perfecto estado. Intenta sustituir el café (que aumenta la deshidratación) por infusiones. 

5. No abuses de los digestivos. Aunque puedan aliviarte tras una mala digestión, el bicarbonato, las sales de frutas y los antiácidos son poco recomendables y pueden tener efectos secundarios. 

6. El ejercicio es indispensable. Si quieres llevar una vida más sana, empieza por dejar de ser una persona sedentaria. Hacer ejercicio te ayudará a eliminar antes los kilos que hayas cogido en Navidad. Pero, sobre todo, reportará enormes beneficios a tu salud.


 

 

ImprimirEmail