banner noalcubo

Nace la Eurohoja para los productos ecológicos

Los consumidores europeos quieren cada vez más productos ecológicos. Según datos de la UE, se estima que este mercado crece a un ritmo anual de entre un 10% y un 15%. Por ello la Unión Europea estimaba que era importante tener un distintivo obligatorio. A partir del mes de julio de este año, aquellos productos que sean ecológicos deberán llevar la Eurohoja. Se trata de un sello que viene a solventar las dudas acerca de la forma en la que han sido cultivados los alimentos.
alt

Cuando quede instaurado los alimentos que no tengan la Eurohoja, ya no podrán llevar las palabras eco, bio, etc. Hasta ahora incluir este distintivo era voluntario sin embargo, este logo será obligatorio, aunque se podrán añadir otros distintivos de carácter privado, regional o nacional.

Este distintivo está diseñado para garantizar que los productos que usted adquiere están  producidos enteramente conforme al Reglamento en agricultura ecológica de la UE, o, en el caso de alimentos importados, de acuerdo con una serie de normas equivalentes cuando no idénticas.
El logotipo de producción ecológica de la UE y los de sus Estados miembros sirven para complementar el etiquetado habitual y aumentar la visibilidad de este tipo de alimentos y bebidas de cara a los consumidores.

Por todo ello, quienes adquieren productos señalados con el logotipo de la UE pueden estar plenamente seguros de que:

  • Como mínimo, un 95% de los ingredientes del artículo han sido producidos ecológicamente;
  • El producto cumple con las normas del plan de inspección oficial;
  • Proviene directamente del productor o del transformador en un envase sellado;
  • Identifica al productor, al transformador o al vendedor y lleva el nombre o código del organismo de inspección.

El uso del logotipo de la UE es obligatorio para los alimentos preenvasados a partir del 1 de julio de 2010. Para productos importados sigue siendo de uso voluntario después de esa fecha. El logo seguirá siendo de incorporación voluntaria para aquellos productos importados después de dicha fecha. Una vez el Reglamento entre en vigor y el logotipo de la UE se generalice, el etiquetado deberá indicar el lugar en el que fueron producidas las materias primas agrícolas (“UE”, “no-UE” o el nombre del país, dentro o fuera de la UE, donde el producto o sus ingredientes fueron cultivados).


ImprimirEmail

El consumo responsable, la mejor opción

Por consumo responsable, entendemos la elección de productos no solo en base a su calidad/precio, sino también teniendo en cuenta la calidad social de su forma de producción y la conducta de las empresas que nos los ofrecen.

 

Esta afirmación está basada en dos argumentos fundamentales:

  1. Que detrás de los productos de consumo se esconden problemas de alcance planetario y de naturaleza social, política y ambiental
  2. Que los consumidores pueden inducir a modificaciones en las conductas de las empresas mediante la elección en su compra, contribuyendo de esta manera a hacer del consumo un motor de justicia social y equilibrio ambiental

Como consumidores, somos el útlimo eslabón del sistema económico, pero sin embargo, el más importante, porque además de PODER DE ELECCIÓN tenemos la RESPONSABILIDAD de respaldar solo aquellos productos, bienes y servicios que sigan los criterios que nosotros creemos más justos. Con nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo de una forma directa. El consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades satisfactorias para la naturaleza y las personas es una gran contribución y un decisivo instrumento de presión frente al mercado.

 

El concepto de consumo responsable, podría sintetizarse en tres bloques:

  1. Consumo ético: en el que se introduzcan valores como una variable importante a la hora de consumir (incluyendo aspectos de Responsabilidad Social Corporativa)
  2. Consumo ecológico: que incluye las tres famosas erres (Reducir, reutilizar, reciclar) y en el que se incluyen aspectos tan importantes como la agricultura y la ganadería ecológico
  3. Consumo social y solidario: en el que hay que incluir con nombre propio los productos de Comercio Justo

ImprimirEmail

Se acerca el fin de la televisión analógica

Hoy día 10 de marzo de 2010, comienza la última fase de implantación de la TDT.. En total 15 millones de hogares cuentan con la TDT a día de hoy, a menos de un mes para el apagón final. Según el Ministerio de Industria, el 90,4% de los madrileños ya cuenta con la TDT. Entre el 17 y el 29 de marzo cesarán sus emisiones analógicas 17 centros emisores que afectan a 11 millones de ciudadanos. Del mismo modo, el 30 de marzo iniciarán sus emisiones digitales 10 centros, entre ellos es de Madrid (Torrespaña).

 

Se espera que el 2 de abril desaparezca la señal analógica, dando por finalizado así el Plan Nacional de Transición, cuyo coste total ha ascendido a 280 millones de euros.

ImprimirEmail