Acerca de la Ley Sinde

Queremos conocer tu opinión, por esa razón hemos habilitado en nuestra web una encuesta sobre la descarga de contenidos en Internet. Y también queremos que conozcas nuestra visión al respecto, por ello te invitamos a que leas el manifiesto que desarrollamos a continuación.

alt

A)    Como ciudadanos y consumidores responsables no podemos apoyar que un mercado de las características de Internet actúe sin ningún tipo de restricciones ni control. Fomentar una suerte de anarquía digital en la red es una actitud socialmente irresponsable y contraria a los intereses de los consumidores. Los mercados deben funcionar libremente, pero eso no significa que puedan actuar sin el control de las instituciones democráticas.

 
B)    Los consumidores no podemos discutir el derecho a la propiedad intelectual de los creadores. Creemos que ese derecho debe ser protegido y creemos que sólo apoyando esa protección podemos también defender nuestro derecho a la reclamación y la denuncia.


C)    CECUMadrid advierte contra aquellos que, de una forma interesada, intentan hacer creer a los ciudadanos/consumidores que estamos ante un problema de libertad de expresión. Por el contrario creemos que detrás de esta disputa se esconde la defensa de intereses económicos que nada tienen que ver con los derechos civiles.


D)    Aprobamos claramente que la ley actúe no contra quien descarga contenidos ilegalmente (el consumidor) sino contra los que hacen posible que se pueda materializar la ilegalidad (las webs que albergan fraudulentamente los contenidos). Sin embargo el cierre de páginas fraudulentas debe recaer en los jueces, aunque esto último debe ser compatible con la efectividad, eficacia y operatividad de las decisiones.


E)     CECUMadrid opina que es necesario hacer cambios en la Ley de Propiedad Intelectual y desde luego en de las Sociedades de Gestión de derechos de Autor cuyo comportamiento no siempre nos parece el mejor, pero insistimos en que negar a un autor el derecho que tiene a recibir una retribución sobre su obra, por muy inmaterial que esta sea, es aberrante, además del gravísimo daño que realizamos a la creación cultural y con ello a la sociedad en general.


F)    Creemos como consumidores responsables que, por el contrario, debemos exigir unos precios de descarga razonables y al alcance de todos, en un mercado competitivo y que respete  nuestro derecho a reclamar ante los tribunales cuando no se respeten nuestros derechos, o cuando se produzcan abusos o irregularidades.

ImprimirEmail