La oficina ecológica

Adopta un estilo de vida ecológico en la oficina

 

En los últimos años las empresas han incrementado su responsabilidad social, reduciendo tanto el consumo de recursos naturales como la generación de desechos. De acuerdo con un estudio realizado por Hewlett-Packard, las compañías pueden lograr al menos un 25 por ciento de ahorro si imprimen sus documentos por ambos lados como norma estándar. Y esa es tan sólo una de las medidas que podemos adoptar para ser no sólo más eficientes y justos sino también más ahorradores y competitivos.

 


 

El papel

  1. Reduce el consumo de papel en la medida de lo posible, tratando de no imprimir salvo lo imprescindible. Cuando lo hagas, aprovecha ambas caras.
  2. Utiliza la “vista de impresión” para saber cómo quedarán sus documentos o presentaciones antes de imprimirlos (reduciendo el gasto que supondría reimprimirlos).Corrige en pantalla en lugar de hacerlo en el papel. Pasa el corrector ortográfico y/o gramatical antes de imprimir. Puedes aumentar el tamaño de letra del documento para que te resulte más fácil la corrección y una vez terminada, establecer el tamaño de letra definitivo, a ser posible una tipografía más estrecha y pequeña.
  3. Elige papel ecológico o papel reciclado con el mayor porcentaje posible de residuos posconsumo.
  4. Aprovecha las hojas o papeles sueltos para hacer pequeñas libretas: además de ser prácticas y útiles alargarás la vida del papel.
  5. Recicla todo el papel que deseches.
  6. Utiliza papel de colores claros en el caso de que deban estar tintados, puede reciclarse con mayor facilidad.
  7. Adquiere envases y embalajes que estén compuestos por material reciclado (como archivadores, cajas, sobres reutilizables, etc.).
  8. Recuerda que no es necesario guardar copias en papel de todos los documentos e informes. Se pueden guardar en el disco duro, CD, DVD, pendrive... Esto permitirá además el ahorro de espacio de almacenamiento.
  9. Pide la información que necesites: es muy importante que todos los usuarios conozcan el funcionamiento correcto de impresoras y fotocopiadoras para evitar el despilfarro de papel.

ImprimirEmail