Afinsa

NOTICIAS SOBRE SENTENCIA DE AFINSA

LA ESTAFA DE LOS SELLOS
Los condenados de Afinsa seguirán libres hasta que la sentencia sea firme

La Audiencia Nacional rechaza encarcelar cautelarmente a siete de los acusados con las penas más graves
La Audiencia Nacional ha decidido mantener en libertad a los condenados por la estafa de Afinsa hasta que la sentencia dictada el pasado miércoles sea firme. La Fiscalía Anticorrupción había pedido que cinco de los 11 condenados a penas más graves –de entre 10 y 12 años de cárcel- por la estafa de los sellos ingresaran en prisión. Sin embargo, el tribunal sentenciador, la Sección Primera de lo Penal de la Audiencia, ha considerado que de momento basta con que se mantengan las medidas cautelares que tenían hasta ahora: la retirada del pasaporte, la prohibición de salir de España y comparecencias quincenales en el juzgado.
El tribunal argumenta que “no hay un riesgo elevado de fuga que haga objetivamente necesaria la privación cautelar de libertad” de los acusados, cuyas defensas han manifestado verbalmente su decisión de recurrir ante el Tribunal Supremo la condena dictada el miércoles. La Sección Primera, que esta mañana ha celebrado una vista sobre el posible ingreso en prisión de siete de los 11 condenados, tiene en cuenta la avanzada edad de alguno de ellos, como el fundador de Afinsa, Albertino de Figueiredo, que tiene 84 años; o el estado de salud: dos de los condenados padecen cáncer.
La sentencia del pasado miércoles sobre el caso Afinsa condena, entre otros, al presidente de Afinsa, Antonio Cano (12 años y 10 meses), a Albertino de Figueiredo, fundador de Afinsa (11 años); Carlos de Figueiredo, su hijo y consejero de la sociedad (11 años y 11 meses); y al jurista de la compañía, el exjefe de la Abogacía del Estado ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, José Joaquín Abajo (6 años y 3 meses). Los condenados deberán indemnizar a los afectados, agrupados en distintas plataformas, en la cantidad de 2.574 millones de euros.La sentencia acoge prácticamente en su integridad las principales tesis de la Fiscalía Anticorrupción, que acusaba 13 personas por delitos de estafa, insolvencia punible y falseamiento de cuentas anuales. Afinsa desarrolló entre el año 1998 y el 9 de mayo de 2006, cuando fue intervenida, un negocio de captación de ahorro masivo de apariencia lícita, basado en la compraventa de sellos por los que garantizaban altas rentabilidades, superiores a las de la banca o la bolsa. Sin embargo, los sellos no tenían el valor real que prometía Afinsa, que prometía a las víctimas una revalorización constante de los sellos que compraban, pero que en realidad pagaba los intereses de los inversores más antiguos con las aportaciones de los nuevos compradores, una suerte de esquema piramidal.

 

ImprimirEmail